Las imágenes que nos ha dejado el asalto al Capitolio son impactantes. (Fuente de la imagen: elconfidencial.com)

Caos en el Capitolio: la última gran “Trumpada”

44 views

El asalto a uno de los símbolos de la democracia de los Estados Unidos es una de las últimas imágenes que nos deja el legado de Trump en el gobierno

El pasado 6 de enero, en EE.UU, se produjo el asalto al Capitolio. Los seguidores del expresidente Donald Trump lo asaltaron con el objetivo de evitar la certificación de la victoria en las elecciones presidenciales de Joe Biden. Durante el asalto hubo 5 muertos, entre los que se encuentran un policía y Ashli Babbitt, una exmilitar de la fuerza aérea estadounidense. De los centenares de trumpistas presentes, más de 100 han sido detenidos y 14 policías resultaron heridos. A día de hoy los agentes del FBI siguen investigando y conociendo más detalles sobre este asalto.

A primeras horas de la tarde, Trump denunció a Mike Pence por, tal como recogen los medios, “no haber hecho lo que debería haberse hecho para proteger a nuestro país y nuestra Constitución”. A las 14:22h del mismo día, a través de un vídeo de Twitter, Trump pidió a sus seguidores que se fueran a sus casas.

Twitter veta el mensaje de Trump alegando «riesgo de violencia» y lo  expulsa 12 horas de la red social

Horas después, Twitter borró la cuenta de Donald Trump y, paralelamente, muchas otras cuentas utilizadas para atacar, denunciar e insultar al presidente Joe Biden.

La génesis del plan

Pero, ¿cómo se originó tal caos? Todo empezó con una quedada y largos discursos de Trump en un mitin previo, hasta que éste anunció dónde se dirigían. “Al Capitolio”, para ser exactos. En palabras de Trump: “… para aplaudir a sus valientes senadores y congresistas”.

Todo era parte de un plan, un plan maquiavélico, bien estudiado y anunciado, pues varios investigadores y periodistas lo llevaban advirtiendo a través de las redes sociales con frases que incluían las palabras tan clarividentes como “salvajes futuras protestas”.  

Entre todos los protestantes hubo algunos en particular que llamaron la atención; entre ellos se encontraba Richard Barnett, un hombre de 60 años viralizado a través de una fotografía sentado en el escritorio de Nancy Pelosi. Richard formaba parte de un grupo llamado “boomerwaffen”. Tal como se explica en el Urban Dictionary: 

“Typically applies to people 55 and older who support Trump. They have flags attached to their truck and are heavily armed. They generally won’t attack because they follow the law and don’t want to lose the comfy lives they’ve built for themselves. They are on standby for when the call is given to start the next civil war. They have a sense of entitlement because their ancestors fought in previous wars for the United States and a lot of them are veterans themselves.” 

Este grupo ya era conocido antes del asalto, por lo que verlos entre la gran multitud resultó ser algo esperado.

Cabe recalcar que la gran mayoría de los manifestantes dejó a un lado la pandemia, es decir, que pocos de ellos llevaban mascarilla… (sobran los comentarios). 

Si bien la protesta del Capitolio finalizó, el plan todavía no lo había hecho. De esta manera, cientos de manifestantes se reunieron delante del Hotel Ahern (Las Vegas, Nevada). La protesta se extendió hasta las Vegas Boulevard, donde la manifestación siguió frente al tribunal federal de Lloyd D. George. También hubo protestas en el área de Los Ángeles, incluso en la sede del Departamento de Policía de Los Ángeles, en Beverly Hills y Newport Beach. También las hubo en Canadá y en Japón.

Finalmente, el pasado miércoles 20 de enero, Trump, junto a su mujer Melania, dejó La Casa Blanca. En su discurso de despedida ha preferido desmarcarse de la grotesca situación ocurrida el pasado 6 de enero en el Capitolio. Apartado de los focos durante la última semana y vetado de su vía de comunicación estrella, Trump habló largo y tendido sobre su trayectoria en un video de 19 minutos y 47 segundos de duración destacando los puntos más relevantes de sus cuatro años de mandato. Ahora Donald Trump está por fin en su casa de Florida. ¿Será este el fin de Donald Trump como político…? ¿Será este un nuevo amanecer para los Estados Unidos? Alea iacta est.  

Redactor Junior

close

El més recent

Trenca el teu mirall

Un núvol de pensaments inunda la meva ment. Sento l’aigua colpejant la meva pàl·lida pell. L’alcohol