Imagen propia.

¿Cómo están educando los adultos a la nueva generación?

/
41 views

Hoy en día, los más pequeños de la casa obtienen todo lo que quieren. Cada vez son más y más ambiciosos, lo quieren tener todo, y si no lo consiguen, se enfadan

Ha llegado un punto en el que los adultos tienen que darles todo lo que piden sus hijos, nietos o sobrinos. Hasta que se acostumbran a tenerlo todo, sin hacer ningún tipo de esfuerzo. Esto no les aporta nada bueno, ya que, cuando sean independientes, no sabrán cómo gestionar su propio dinero. Además, los padres acaban malgastando el dinero en chorradas para los más pequeños. Ya no tan solo compran cosas imprescindibles, sino también objetos innecesarios.

Actualmente, seguro que conocéis a niños de corta edad que ya tienen teléfonos, consolas y, en general, objetos de última tecnología. Ante la ausencia de estos mismos, los menores se enfadan y al encontrarse con la situación de ver que aquello que han obtenido se ha esfumado con la misma facilidad con la que han obtenido el objeto, se enfadan y exigen más productos innecesarios. 

Finalmente, se acostumbran a jugar con objetos digitales y creen que eso les da felicidad, pero realmente se les está pasando la vida por delante y no la están aprovechando. Deberían apreciar más los pequeños momentos en familia o con amigos, en vez de acostumbrarse a encerrarse en su habitación para jugar con amigos online. No tiene nada de malo que jueguen y se diviertan, pero tampoco les está aportando nada importante para el día de mañana.

Una pregunta importante que nos hacemos es qué harían los jóvenes sin tecnología. Muy sencillo, los primeros días se frustrarían pensando que no pueden vivir sin ella, pero con el paso del tiempo se darían cuenta de que la tecnología no es tan importante como ellos pensaban que era. Pueden vivir perfectamente sin ella. Y así, quizás aprenderían que lo único que necesitaban era pasar un rato sin sus teléfonos, ordenadores, iPad… Para valorar realmente lo imprescindible. No necesitan tenerlo todo para sentirse llenos, tan solo volver a pensar cuáles son sus prioridades.

Redactors Juniors

,
close

El més recent